Este tipo de examen requiere de tiempo y de una paciencia especial porque los más pequeños se cansan muy rápido y el procedimiento ha de ser apetecible y la técnica es distinta a la utilizada en adultos.

Toma de agudeza visual, exploración de la alineación de les ejes visuales, exploración del reflejo corneal, estudio de la visión estereoscópica, estudio de la visión del color.

El primer examen se realiza al nacer y  el siguiente debe de ser a los 6 meses con las técnicas específicas. A los 2años de nuevo hay que revisar y después a los 4 años. A partir de los 4 años la revisión debe de ser anual. De los 6 meses a los 4años son importantes dichas revisiones ya que hay que tener claro que el desarrollo de la visión binocular es el correcto y así poder detectar cuanto antes una posible ambliopía (mal llamado ojo vago).